NOTICIAS SEPTIEMBRE - DICIEMBRE 2019


Recuento de fin de año


Quedan pocos días para acabar el año y nos toca hacer un repaso de lo que hemos realizado, siempre con el objetivo de mejorar y dar lo mejor de Kakolum para este próximo año.


El 2019 ha servido para cerrar un proyecto del que estamos felices de los resultados: 120 mujeres del barrio de Kabar siguen desarrollando a día de hoy los trabajos agrícolas en el huerto que acondicionamos, han incrementado sus cosechas y sus beneficios económicos. Las mujeres funcionan de forma totalmente autosuficiente y nuestro papel ahora es simplemente cómo acompañantes y amigos: ¡no podemos evitar darnos un paseo por el huerto de vez en cuando, charlar con ellas y ver crecer las cosechas!




“120 mujeres del barrio de Kabar siguen desarrollando a día de hoy los trabajos agrícolas en el huerto que acondicionamos”.


Este año ha servido, además, para afianzar las líneas de acción de la entidad y consolidar un equipo local del que estamos encantadas. Manu, una mujer luchadora y valiente que se ha encargado de todos los temas administrativos durante este año; Salomond y Bacary, expertos en permacultura e implicados en el desarrollo de sus comunidades; Landing, un puente entre Kakolum y las asociaciones de mujeres de Diannah; o Souleyman, el Director del CEM de Diannah que llegó un día a nuestras vidas con un proyecto precioso y desde entonces está identificando otras acciones a desarrollar, ahora como parte del equipo de Kakolum.


Este trabajo en equipo ha dado como fruto dos proyectos que comenzaran durante este 2020, de los que iremos informando en los próximos meses.






¡Kakolum ha dejado huella en la región de Kolda!


Durante los meses de Setiembre, Octubre y Noviembre el equipo de Kakolum preparamos y realizamos formaciones en técnicas de agricultura sostenible en la región de Kolda, más concretamente en el departamento de Vélingara.


Allí, la Asociación Bantandicori, nos contrató para formar a más de 100 personas de 13 comunidades rurales dónde habían realizado pozos, para que éstas aprendieran a aplicar técnicas de bajo coste que aumentaran la producción de sus huertos. Nuestros formadores preferidos, Salomond y Bacary – dos personas imprescindibles para Kakolum – hicieron las maletas y se trasladaron a Vélingara con un programa formativo de 10 días. Allí compartieron sus conocimientos sobre compost y pesticida natural, montículos autofértiles, asociación de cultivos, creación de bancos de semillas, necesidades de riego... contando con un público muy interesado que en seguida se puso manos a la obra.


Un mes después de la formación volvimos a Vélingara a hacer un primer seguimiento y nos hizo mucha ilusión ver cómo han cambiado los huertos: las familias han trabajado juntas para aplicar lo aprendido y los huertos se han llenado de montículos de cultivo en los que comienzan a crecer plantas sanas y fuertes que contribuiran a mejorar su seguridad alimentaria y sus medios de vida.






¿Quieres conocer más sobre Kakolum?


Para cerrar el año hemos respondido una entrevista para la gente de Koalaboox. En ella hablamos de cómo trabajamos en terreno, hacía dónde queremos ir, el modelo de cooperación en el que creemos...


Responder las preguntas nos ha servido para reflexionar sobre lo que significa Kakolum para nosotros, sobre cómo hacemos las cosas y cómo queremos seguir haciéndolas. Kakolum quiere ser y es un altavoz para la población del lugar dónde trabajamos, una herramienta que haga posible generar proyectos que fomenten la autosuficiencia y mejoren la vida de las personas a las que van destinados.


Así que este próximo año nuestras metas son seguir en la misma línea: sentarnos con las asociaciones de mujeres, de jóvenes, la gente de los barrios, las autoridades... escuchar, preguntar, anotar... y generar proyectos que se adapten al 100% a sus necesidades y a sus ilusiones.



¡GRACIAS POR TODO!

Una parte fundamental de Kakolum sois vosotrxs: las personas que nos leéis, que compartís nuestro trabajo, que os habéis hecho socios de la entidad y/o que colaboráis de la forma que sea en que podamos seguir dando pasos y haciendo posibles proyectos pensados con y para la población de Kafountine.

¡Os deseamos un feliz 2020! ¡GRACIAS!




¡Seguimos!

0 vistas

SOBRE NOSOTROS

Kakolum significa en la lengua local la huella que se deja al caminar sobre la tierra: queremos que nuestros proyectos dejen huella, tengan sentido para las personas con los que los desarrollamos y sean sostenibles una vez nuestro trabajo finalice.

  • Facebook
  • Instagram