Jornada de lanzamiento

Esta semana realizamos la jornada de lanzamiento del proyecto que llevamos a cabo de la mano de Setem Andalucía y con la financiación de Diputación de Granada. Un proyecto de doce meses de duración para reforzar la seguridad alimentaria en el municipio de Kafountine a través de la puesta en marcha y acompañamiento de perímetros agrícolas para más de 200 mujeres.





El granero de Senegal de capa caída


El proyecto tiene lugar en tres barrios de la localidad de Diannah, donde conviven familias de etnia diola y mandinka. Diannah pertenece al municipio de Kafountine, situado en la costa de la región natural de Casamance, conocida como el granero de Senegal. La agricultura, al lado de la pesca y del turismo, es el principal medio de vida de los habitantes de la zona. Aun así, existe poca variedad en los productos y épocas de escasez de algunos de ellos, por lo que frecuentemente llegan autobuses cargados de productos del norte.

“Como habitante de la zona y sabiendo la riqueza de la tierra de Casamance, se me parte el corazón cuando veo llegar producto importado del norte del país” explica Bacary Sagna, Secretario General de la ONG Kakolum en Senegal y especialista en Agricultura Sostenible, a los asistentes a la jornada de lanzamiento. “Tenemos todo lo necesario para alimentar a nuestras familias y ser independientes y no lo aprovechamos”.


Según Bacary existe un desinterés de parte de la población hacia la agricultura debido al uso repetido de productos químicos que matan la fertilidad de la tierra, al desconocimiento de técnicas agrícolas adecuadas (período de siembra, nutrición del suelo o necesidades de riego, entre otras) y a la poca variedad en los cultivos que crean un exceso de oferta del mismo producto y, consecuentemente, una pérdida del valor de este.


¿Qué haremos Kakolum y Setem Andalucía frente a esto?


El proyecto consiste, en primer lugar, en crear un espacio de cultivo para más de 100 madres de alumnos de la escuela Secundaria de Diannah. El Director de la escuela y principal propulsor de la idea, Souleymane Wade, ha cedido una hectárea y media del terreno del centro escolar para crear un huerto comunitario para madres. Se ha finalizado ya el vallado del perímetro, y se continuará con la construcción de un punto de agua y la instalación de un sistema solar de bombeo y canalización para asegurar el recurso hídrico en todo el espacio. Las madres de los alumnos dispondrán de un espacio de cultivo con todo lo necesario, y a cambio contribuirán con una pequeña parte de la cosecha a reforzar los fondos de la escuela. Estos fondos servirán para comprar materiales, mejorar las instalaciones y cubrir los gastos de escolarización de los adolescentes de las familias más vulnerables.



Por otro lado, se mejorarán las instalaciones del huerto comunitario del barrio de Djindem, un barrio periférico situado entre bosque y manglar con muy bajo acceso a servicios. En él trabajan todas las mujeres del barrio y sus familias, haciendo frente a grandes problemas de acceso al agua para riego y sin materiales agrícolas adecuados. Se arreglará y construirá un pozo en uno de los agujeros de los que se extrae agua actualmente; un “pozo” tradicional que comporta grandes riesgos a la hora de extraer el agua, se construirán balsas a lo largo de todo el terreno y se instalará un sistema solar para canalizar el agua. Además, se hará entrega de materiales agrícolas para facilitar el trabajo a las mujeres.


Por último, estos dos huertos junto al huerto comunitario para mujeres del barrio de Kabar, creado por la ONG Kakolum en 2018, recibirán formaciones en técnicas agrícolas sostenibles y un acompañamiento regular durante siete meses por parte de los especialistas en permacultura de la entidad. Se mostrará a las mujeres cómo preparar la tierra, cómo nutrirla, cómo preparar compost y pesticida naturales de bajo costo y cómo diversificar los cultivos para mejorar la alimentación de sus familias y la salida al mercado.


¡Continuamos!

54 vistas

SOBRE NOSOTROS

Kakolum significa en la lengua local la huella que se deja al caminar sobre la tierra: queremos que nuestros proyectos dejen huella, tengan sentido para las personas con los que los desarrollamos y sean sostenibles una vez nuestro trabajo finalice.

  • Facebook
  • Instagram